1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://lesbianas.about.com/od/Autoayuda/a/La-Felicidad-De-Ser-T-U-Misma.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

You can opt-out at any time. Please refer to our privacy policy for contact information.

La felicidad de ser tú misma

Mostrar libremente la propia personalidad aporta felicidad

Por

Alcanzar la felicidad

Alcanzar la felicidad

© Olga Berrios Photostream

Cuando una persona intenta definir sus ideas y su personalidad, suele encontrarse con un diálogo interior contradictorio:

· Por un lado, sabe perfectamente lo que desea para su vida, conoce sus gustos, inclinaciones y cómo prefiere vivir.

· Por otro, desea hacer coincidir esas preferencias y ese modo de ser con lo socialmente aceptado, para no sentirse marginal ni marginada en ningún ámbito de la vida.

Pero ambas cosas no parecen siempre fáciles. Los prejuicios- propios o ajenos- frente a las opciones personales pueden generar serias dudas y confusión en cómo comportarse en algunos ámbitos sociales.

Esas dos voces interiores, mentales, llevan a crear un conflicto entre los propios pensamientos. Para solucionarlo, se necesita aclarar la mente y reafirmar la autoestima. ¿Cómo conseguirlo? Vamos a verlo.

¿Quién eres?

La autoestima consiste en valorar aquello de una misma que pensamos que más nos destaca positivamente; las mejores habilidades que la persona posee, lo que es destacable en sus rasgos, carácter, capacidades o valores éticos adquiridos. En definitiva, es saber ver que cada persona tenemos algo positivo que nos hace valorables para nosotras mismas y para los demás. Y esas características personales nos hacen sentir que queremos ser de determinada manera, porque así lo sentimos.

Pero, a veces, esa manera de ser pudiera chocar con lo establecido, con lo que se espera de cada uno o con lo que pensamos que los demás piensan o demandan de nosotros. Así que reprimimos la propia personalidad, la propia orientación moral, sexual o de identidad que creemos en conflicto con el exterior.

Ese es el modo de perder nuestra esencia, de confundirnos y no ser felices.

¿Ser tú misma o ser “normal”?

Una pregunta muy similar a la del enunciado le formulaba su madre adoptiva a la escritora británica Jeanette Winkerson, al conocer la orientación homosexual de ésta. Jeanette- de quién pronto presentaremos aquí su nuevo libro- escogió ser feliz, es decir, ser ella misma, aunque le costó innumerables esfuerzos y empleo de tiempo. Superar la adversidad contribuye también al desarrollo personal.

Pero, en realidad, ser feliz se reduce a eso: a conseguir concordar cómo se desea ser con cómo se es habitualmente, dejando al margen el “qué pensarán”, “qué dirán” o supuestas “normalidades” que no responden más que a prejuicios o estereotipos falsos y caducos.

Todos tenemos cualidades que nos hacen “diferentes” frente a los demás. No todas esas cualidades son aceptadas, o parecen positivas al resto del entorno. Hay personas que, aun reconociendo su orientación lésbica o gay y sintiéndose satisfechas y orgullosas de ser homosexuales, se sienten incómodas por su “diferencia” en algunos círculos sociales. Esa inseguridad -que solo está en su mente, en principio- va creando dudas y recelos sobre sí misma y sobre las demás personas, de quienes teme rechazo o incomprensión. Una autoestima firme ni siquiera se plantearía esas dudas, sino que se limitaría a mostrar a la persona como es, dejando al margen los juicios o preferencias de los demás.

Un heterosexual no tiene porqué ocultar su orientación sexual para conseguir empleo, dedicarse a una actividad o presentarse en una reunión social, ¿verdad?; pues los homosexuales deben sentirse igualmente en su derecho y libertad de hacer lo mismo, sin sentirse cohibidos o marginados. Su comodidad dependerá más de su propia estima que de la reacción de los demás pero, aun cuando se perciba desagrado por la diferencia en ciertas personas, eso no debería hacer que un o una homosexual se sintiera inferior, si su autoestima y sus ideas están claramente afirmadas.

Bellísimas por fuera y por dentro

Las diferencias que a menudo están poco aceptadas en algunas sociedades, por tradición, ideas desfasadas o culturas arraigadas, suelen ser, sin embargo, rasgos personales que en nada perjudican a los demás, ni en realidad importan para relacionarse satisfactoriamente. El aspecto físico, los defectos o minusvalías, el modo de vestir, el nivel académico o profesional, alguna fobia o, incluso, la orientación sexual, o las preferencias religiosas o políticas; cualquier cosa puede hacernos sentir distintos a los demás, e incapaces de integrarnos en determinados grupos de personas. Ahí es donde podemos comprender que nuestra autoestima flaquea, y que depende de nosotros preguntarnos: “¿porqué me siento diferente, por lo que piensen ellos o por lo que pienso yo?”.

Muchas personas con complejos y baja autoestima lo son porque se muestran demasiado autocríticas consigo mismas. Conocerse más significa quererse más y, solo queriéndose a sí misma, la persona se dará cuenta de que tiene cosas maravillosas que valorar y que ofrecer a los demás. Todos las tenemos, es esa voz que crea barreras imaginarias la que nos impide valorarnos y mostrar lo mucho que valemos.

  1. About.com
  2. About en Español
  3. Lesbianas
  4. Autoayuda
  5. La felicidad de ser tú misma

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.