1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://lesbianas.about.com/od/Autoayuda/a/No-Aceptar-Ser-Lesbiana.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

You can opt-out at any time. Please refer to our privacy policy for contact information.

No aceptar ser lesbiana

Asumir la propia orientación sexual no es sencillo para todas las personas

Por

Mirarse al espejo y aceptarse

Mirarse al espejo y aceptarse

Antafama- Free Cultural Licence- CC Flickr

Existen personas homosexuales para las que la realidad de su orientación sexual resulta una pesadilla. Son aquellas que no pueden aceptarse así, porque va en contra de lo que siempre les han enseñado, o de lo que han aprendido a creer firmemente. O, sencillamente, porque eso les enfrenta a su habitual entorno familiar, religioso o social, y temen los tremendos problemas que, reconocerse gay, lesbiana, transexual o bisexual, puede comportarles.

Hay dos cosas que las mujeres lesbianas que no se aceptan temen principalmente:

· El rechazo de sus allegados (familia, amigos, congregación)

· Sentirse atraídas por su mismo sexo, cuando siempre han sido educadas en el pensamiento de que eso era algo sucio, perverso, enfermizo, pecaminoso o equivocado.

La segunda opción provoca, lógicamente, una sensación de ser “rara”, “diferente”, “mala”, que hace disminuir de forma espectacular la autoestima de la persona, y potencia el miedo a ser marginada o rechazada. Intentar ocultarlo a lo demás o incluso negárselo a una misma, llevando una vida falsa, solo suele empeorar las cosas, anímicamente hablando.

¿Cómo superar la no aceptación?

Antes que nada, debemos decir que, si el problema de no aceptarse está muy enraizado y tiene connotaciones de distinto tipo (complicaciones emocionales, de relación, etc.), puede ser necesario acudir a psicólogos especializados en atender esa clase de conflictos, con terapias que se adecuen a cada caso en particular.

Pero, en general, la cuestión se centra en descubrir qué ideas negativas (y seguramente falsas) sobre la homosexualidad producen ese rechazo, y aprender a cambiarlas. El primer paso, por supuesto, es dejar de pensar que la homosexualidad es una aberración de la naturaleza, un castigo o una disfunción que hay que ocultar. Es necesario estar dispuesta a asumir otra información, y no limitarse a la que, hasta el momento, ha hecho que se piense así. Y estar dispuesta a cambiar de actitud, en base a esa nueva información.

El segundo paso es detectar qué reacciones de los demás se temen, y si se basan en hechos objetivos o son meras suposiciones personales. A menudo, una cree que los demás van a pensar peor o van a tener actitudes más desagradables que las que en realidad tienen cuando se reconoce la propia homosexualidad. No nos cansaremos de insistir en que la mente suele crear fantasmas que luego son mucho menos gigantescos de cómo los veíamos.

Afrontar la propia homofobia, llegar a la autoestima

El principal problema que puede tener un o una homosexual es su propia homofobia. Si uno o una mismos se aceptan, no temen y se dan cuenta de que no hay nada de que avergonzarse o de lo que ocultarse, los problemas relacionales con el exterior serán más fáciles de superar. No hay nada que desmonte más rápidamente un error que ver la seguridad en quien lo desmonta.

Es por eso que se necesita, ante todo, que la persona sea consciente de que es perfectamente “normal”, merecedora de los mismos derechos y deberes que el resto, y que su orientación sexual o su atracción por otras personas de su mismo sexo no cambian nada de eso. En una palabra: alta autoestima.

Y, esa autoestima, será más fácil de conseguir si la persona en cuestión no se aísla, no se obceca en sus pensamientos de autorechazo o de rechazo de la homosexualidad, y empieza a buscar información allí donde mejor puedan ayudarle. Asociaciones de gays o lesbianas, terapeutas especializados, personas de mente abierta y que no acepten tabús y prejuicios como dogmas de fe. Ver que, ni se es la única que siente y piensa así, ni pasa nada tan terrible cuando se tiene buena información y el apoyo de otra gente, contribuye a aprender a asumirse, verse como realmente se es y no hacer caso de estereotipos.

Sin negar la realidad, existe la homofobia

Es cierto, existen personas que reaccionarán mal ante quien se reconoce homosexual. La mayoría lo hacen así por total ignorancia de lo que eso representa, realmente. Pero no puede negarse que existe la homofobia.

¿Cómo afrontar eso en el entorno?, ¿cómo afrontarlo cuando se trata de seres queridos, compañeros de trabajo u otras personas influyentes en la propia vida? Ahí es donde la autoestima actúa como un refuerzo que da ánimos, paciencia y perseverancia a la hora de no desmoronarse ni asustarse ante esas malas reacciones.

Pero también la intuición y la información son importantes en situaciones como esas. Igual que recomendamos no dejarse llevar por las suposiciones y los temores, debemos decir que, una persona bien informada, segura de sí misma y comprensiva hacia los demás, sabrá ver a quién y cómo debe dirigirse para confiarle su orientación sexual. Desde luego, no es preciso hablar de ello con todo el mundo, ni de inmediato. Lo de salir del clóset es algo beneficioso, pero que no siempre o en todos los entornos es conveniente. De todos modos, si sucede, o si un tercero obliga a “salir del clóset” ante un entorno hostil, es conveniente haberse mentalizado en no permitir que eso afecte al trabajo o a otros aspectos de la vida habitual de la persona, ni mucho menos le deprima o inhiba ante los demás. Y eso también se aprende.

  1. About.com
  2. About en Español
  3. Lesbianas
  4. Autoayuda
  5. No aceptar ser lesbiana

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.