1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://lesbianas.about.com/od/Libros/a/El-Feminismo-Y-Las-Lesbianas.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

You can opt-out at any time. Please refer to our privacy policy for contact information.

El feminismo y las lesbianas

¿Para qué necesitan ser las lesbianas feministas?

Por

Globos feministas y semáforo

Globos feministas y semáforo

Gaelx- Free Cultural Licence- CC Flickr

Recientemente, se ha puesto en marcha, en la red social de Facebook, una página neozelandesa en la que personas de todas las edades, sexos, razas y otras condiciones sociales, exponen sus fotografías con sendos letreros en los que declaran porqué creen necesitar al feminismo.

La página se llama exactamente así: “Qué necesita del feminismo” (Who needs feminism) y, contra todo pronóstico, ha tenido una gran acogida y cientos de personas de todo el mundo cuelgan allí sus fotos, o escriben los motivos por los que consideran que el feminismo es necesario en la sociedad que vivimos.

Las reflexiones que surgen leyendo esos comentarios anónimos me han impulsado a preguntarme sobre la importancia del feminismo en la historia reciente de las lesbianas. Es sabido que la unión de ambos movimientos, como grupos sociales, fue definitiva para la consecución de visibilidad y derechos, tanto para uno como para otro; pero, con el tiempo y las diferencias de criterio entre feministas y colectivos de lesbianas que les apoyaban, la imagen, propósito y objetivos del feminismo se ha ido deteriorando y subdividiendo en “feminismo derivados”. Hoy en día, el concepto de feminismo suele tener connotaciones muy dispares, difusas y equivocadas, otorgándole una mala prensa de “radicalismo de mujeres” que no existe ni en el origen del feminismo ni en sus objetivos reales.

Por eso, me gustaría contribuir a desmitificar ese mal concepto con un poco (muy poco) de historia y recordando cómo y cuánto se unieron lesbianas y feministas hace ya tanto tiempo.

¿Qué es el feminismo?

El feminismo nació a finales del siglo XIX, para reivindicar la igualdad de los derechos para hombres y mujeres. Contra lo que actualmente se dice muchas veces, el feminismo nunca pretendió ni proclamó la superioridad femenina sobre el hombre, ni quiso sustituir el patriarcado por el matriarcado, ni abogó ni aboga por la “eliminación” de lo masculino o los derechos de los hombres. Su única intención es igualar los derechos de las mujeres con aquellos derechos otorgados a los hombres.

Eso es así, a grandes rasgos, y ha constituido la historia comprobable y comprobada de las feministas. Lo que sí es cierto es que, al paso de los años, se articularan grupúsculos que nada tienen que ver con el verdadero feminismo y sus objetivos, que han sido catalogados de “feminismo radical”, “feminismo institucional”, etc., y que han llevado otras intenciones u otros ideales.

Ciñéndonos al feminismo, no es lo contrario al machismo, como pretenden hacer creer quienes defienden las ideas misóginas, deformadas y exageradas que quieren desprestigiar al movimiento feminista y sus seguidoras y seguidores (ellos en menor cantidad).

El machismo pretende la hegemonía masculina sobre las mujeres, como predicaba el patriarcado tradicional. El feminismo, como hemos dicho, quiere la igualdad de derechos y deberes para todo el mundo, sin que exista menoscabo de libertades para las personas en función de su sexo, género o identificación sexual.

El feminismo y las lesbianas

No es de extrañar que, por lo antes expuesto, las lesbianas fuesen, desde casi los comienzos del movimiento, una fuerza importante y un proyecto a reivindicar, dentro del feminismo. No es hasta 1970, cuando el colectivo de lesbianas feministas empieza a descentralizarse de los grupos mixtos de feministas.

Las mujeres, en los años 70 del pasado siglo, ya habían conseguido grandes avances, gracias en gran parte a su unión dentro de lo que se dio en llamar feminismo. Conceptos en otros tiempos impensables, como “libertad sexual”, “derecho a abortar” o “derecho a decidir sobre el propio cuerpo”, se habían convertido por entonces en frases y slogans de moda, que pocos conservadores se atrevían a replicar, dado el empuje social con que contaban.

Los colectivos de lesbianas sentían que no acababan de encajar ni en los movimientos feministas, ni en los de homosexuales; en unos tenían prioridad proyectos y reivindicaciones generalistas de las mujeres, y en los otros predominaban los intereses de los homosexuales varones, distintos en muchos casos a las inquietudes lesbianas. Esa percepción de que sus reivindicaciones no estaban siendo lo suficientemente prioritarias para las feministas, forzaron poco a poco la escisión, dando comienzo al llamado “feminismo lésbico”.

El feminismo lésbico es crítico hacia el patriarcado y la heterosexualidad sin alternativas. Se define a sí mismo como “una forma de resistencia ante las instituciones y reglas hechas por hombres”. Evidentemente, no proclama la discriminación para los heterosexuales, sino que aboga por el reconocimiento de más realidades sexuales y de género, como el lesbianismo, en su caso.

El machismo - que no los varones en general- ha intentado desprestigiar también los objetivos de las feministas lesbianas, tratándolas de radicales, exclusivistas o elitistas. De forma despectiva, utilizan el argumento de que, en los colectivos feministas, casi todas sus integrantes son lesbianas. Es por ello que, en mi opinión, las lesbianas y el movimiento feminista siguen necesitándose mutuamente, en la actualidad: frente a la homofobia, el machismo y la radicalidad, hay que utilizar la inapelable verdad de que no es lo mismo reclamar unos derechos dignos como personas, a pretender la supremacía de un sexo sobre el otro. Esto último es lo que nunca ha hecho el feminismo, ni el lesbianismo.

  1. About.com
  2. About en Español
  3. Lesbianas
  4. Cultura lésbica
  5. El feminismo y las lesbianas

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.