1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://lesbianas.about.com/od/Libros/a/Lesbianas-Orientales-India.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

You can opt-out at any time. Please refer to our privacy policy for contact information.

Lesbianas orientales, India

País legendario y misterioso, la India no admite a los LGBT.

Por

Taj Mahal- India

Taj Mahal- India

Archer10 Dennis - Free Cultural Works- http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0/

Pensar en la India sugiere exotismo, sensualidad, el Taj Mahal, Bollywood, Kama Sutra. Sin embargo, India es aún hoy en día un país dominado por el conservadurismo de la antigua colonia británica, y la tradición religiosa hinduista o islámica, principalmente. Es por eso que la homosexualidad es un férreo tabú que ni siquiera se menciona.

Precisamente en el Kama Sutra- la famosa serie de libros eróticos que data del siglo VI antes de Cristo- la homosexualidad aparece en varios pasajes como una práctica sexual más. El autor de esos textos, Vatsyayana, los escribió reflejando todos los comportamientos y prácticas sexuales posibles en su época, tanto entre hombres como entre mujeres.

Las posturas homosexuales aparecen también en grabados y pinturas muy antiguas, pertenecientes a la nobleza y realeza india. Otros textos antiguos, como el RIg Veda, también tratan abiertamente los temas relacionados con la homosexualidad, tanto femenina como masculina. Nadie en esos tiempos remotos hubiera dicho que, en el presente, ni las autoridades gubernamentales ni la ciudadanía toleran con agrado la identidad homosexual, que dejó de considerarse ilegal tan solo desde el año 2009.

Secreta homosexualidad

El hinduismo, por su parte, trata la homosexualidad en sus textos, en el llamado Código de Manu, como unas prácticas que deben ser reglamentadas, pero no prohibidas. Establece en ese reglamento una serie de castigos para los que se excedan en unas determinadas pautas sexuales, pero dentro de cualquier orientación sexual; sanciona tanto al hombre que seduce con engaños a una mujer, como las relaciones lésbicas entre una mujer adulta y una virgen. Pero en el transcurso de los siglos, los hinduistas han ido aboliendo también toda permisividad hacia la homosexualidad. Como ocurre en otros países asiáticos, las personas LGBT, en especial las lesbianas, viven en un clóset perpetuo, en India.

Los dogmas islamistas son más restrictivos contra los homosexuales. Sus textos religiosos prohíben explícitamente la sodomía y las relaciones entre personas del mismo sexo. La religión musulmana es la segunda más proliferante en India.

Y, a este panorama religioso, vino a sumarse la ley británica de 1860, incluida en el código penal indio, que condenaba a los homosexuales por “delito contra la naturaleza”, en una serie de artículos de dicha ley. Las penas podían consistir en varios años de cárcel o incluso en cadena perpetua. Esos artículos aún continúan vigentes, si bien se derogó, en el año 2009, la sección que consideraba ilegal todo acto homosexual. El gobierno indio despenalizó entonces las prácticas homosexuales consentidas, entre mayores de edad y en la total privacidad.

En las áreas rurales, que son muy amplias en el país, ese tabú sobre los homosexuales es aún más feroz que en las grandes ciudades. En 2012, una joven pareja de lesbianas fueron expulsadas de su pueblo, Balahar Vinju (Punjab, al norte de la India), al ser descubierta su relación, por considerarse que “deshonraban a la comunidad”.

Muchas familias, desheredan a sus hijos o hijas homosexuales, les separan del núcleo familiar o les obligan a someterse a terapias supuestamente reconductivas de la sexualidad, como denuncia una joven integrante del grupo Sangini Sheela, una de las asociaciones que protegen a los gay y lesbianas. Esta chica, explica para la revista india Femina que sus padres la llevaron a un psiquiatra que la diagnosticó anormal y la sometió a electroshock.

Las lesbianas indias

Son escasos los testimonios de cómo vive una lesbiana india en su país. Es lógico que así sea, por el hermético entorno que estamos relatando. Sin embargo, hace algún tiempo la mencionada revista Femina recogió los relatos vitales de algunas jóvenes lesbianas que se prestaron a sincerarse en sus páginas.

Esos testimonios, de mujeres indias y lesbianas, son la visión más cercana que tenemos del sentir reprimido y temeroso de las homosexuales de ese país. Una de ellas, Simmi Dhanda Sokhuja, confiesa que se sabía atraída por las mujeres desde los ocho años pero que jamás se ha atrevido a reconocerlo por miedo a la estigmatización que supondría para su persona. Otras, como hemos dicho anteriormente, relatan horribles pasajes de represalias familiares o sociales, agresivas terapias para convertirlas en hetero (como si eso fuera posible, y menos a la fuerza), palizas, huídas o cualquier otro “castigo”.

Solo en los últimos años, se ha producido una pequeña brecha de aperturismo en las grandes capitales, como Delhi (Nueva Delhi). Esos pequeñas concesiones a los homosexuales, benefician más a los varones gay que a las mujeres lesbianas o bisexuales. Porque, en la India, además, las mujeres siguen siendo consideradas personas de segunda categoría, propiedades de algún hombre, tenga el parentesco con ella que tenga.

Otras ciudades como Bombay, Bangalore, o Hyderabad, cuentan actualmente con numerosas asociaciones pro LGBT y lugares de esparcimiento para gay. No así para lesbianas que, como decimos, son sistemáticamente ignoradas y reprimidas si se hacen visibles. No obstante, también ellas se organizan poco a poco en la clandestinidad, y existen grupos que defienden a las más desprotegidas e intentan conseguir avances sociales. La Asociación Internacional de los Derechos Humanos para Gays y Lesbianas (IGLHRC) trabaja muy cerca de esos grupos activistas indios, como el de mujeres llamado CREA, o el ya mencionado aquí de Sangini Sheela.

  1. About.com
  2. About en Español
  3. Lesbianas
  4. Cultura lésbica
  5. Lesbianas orientales, India

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.