1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://lesbianas.about.com/od/Libros/a/Lesbianas-Orientales-Tailandia.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

You can opt-out at any time. Please refer to our privacy policy for contact information.

Lesbianas orientales, Tailandia

Un “paraíso homosexual”, dónde los LGBT no tienen derechos como pareja.

Por

Templo en Bangkok, Tailandia

Templo en Bangkok, Tailandia

Matias Asun - Free Cultural Works Licence- http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0/

Tailandia puede parecer uno de los escasos reductos de libertad “gay friendly” en el hermético continente asiático, y lo es en cuanto a su aspecto exterior. Pero, como en el resto del continente, los y las homosexuales tailandeses viven condicionados por las tradiciones del país y los viejos tabús que aún no han sido desterrados de la mentalidad general. En la realidad, tienen muy difícil salir del clóset frente a sus familias y entornos, obtener derechos de pareja, o ser algo más que un estereotipo del gay, el transgénero o la lesbiana “alocados” y trasgresores de la “normalidad”.

De perturbados mentales a presentes en la sociedad

Hasta el año 2002, la homosexualidad fue considerada trastorno mental en Tailandia. Eso a pesar de que, en 1956, dejó de estar penalizada la sodomía. La paradoja tailandesa es que, desde hace varios años, las personas del colectivo LGBT son no solo habituales en la vida cotidiana, sino utilizados de reclamo por empresas para demostrar la tolerancia del país a toda diversidad. Desde azafatas transexuales en sus compañías aéreas, hasta personajes homosexuales populares en el cine, teatro o televisión, dan una visión al exterior de una Tailandia abierta, plural y libre. Pero, a juzgar por las leyes que aún se reclaman y el testimonio de los LGBT autóctonos, esa libertad no es más que aparente y de cara a un turismo homosexual que enriquece al país en las últimas décadas.

En las familias tailandesas es todavía una deshonra y un signo de mala fortuna tener a un homosexual o transexual entre sus miembros. La mayoría de gay o lesbianas intenta ocultar su condición homosexual el mayor tiempo posible, por temor al rechazo de los suyos y la marginación social. Si bien el ejército empezó a admitir homosexuales y transexuales en sus filas desde el año 2005, la mentalidad general sigue considerando una perturbación mental esas orientaciones sexuales o de género.

Los más tolerados: travestis y transexuales

En las calles de ciudades de Bangkok y otras grandes urbes, los colectivos LGBT más numerosos parecen ser con diferencia los homosexuales masculinos. Pero, a menudo dentro de ese colectivo, proliferan los transexuales y los gay travestidos. Muy populares a causa de la ayuda que la propia tradición tailandesa les presta, con la figura de los katoey (o kathoey), los transexuales o los gay que se visten de mujer se han convertido en los más tolerados por la sociedad tailandesa. Los katoey, en la tradición budista de Tailandia, se consideran almas que han sufrido alguna clase de trasgresión en pasadas vidas, y que deben cumplir su karma viniendo al mundo con esas dicotomías de género en la presente. Es por eso que se les tolera y se les compadece, admitiendo que hagan funciones consideradas femeninas, como artistas de cabaret, estilistas, trabajos en la moda o en locales de esparcimiento.

Pueden encontrarse toda clase de ofertas para hacer cambios de sexo, incluso en las páginas de los periódicos y a módicos precios. Y, sin embargo, a pesar de esa aparente normalización, las familias que tienen a un katoey se sienten muy infelices.

Las lesbianas en Tailandia

Como en las demás comunidades homosexuales asiáticas, las lesbianas se mantienen en un segundo plano en el panorama LGBT tailandés. Menos visibles que los gay y transexuales masculinos, solo en los últimos años disfrutan de zonas de ocio especializadas para ellas, entre los muy numerosos y ya populares locales y bares de “ambiente” de Bangkok.

Sin embargo, en el aspecto activista se organizan mucho más para reclamar derechos y leyes igualitarias. En Tailandia no existe todavía una ley de unión de parejas de hecho para los homosexuales. Solo recientemente, un comité de las Cámaras de Representantes de Tailandia ha empezado a proponer la creación de un proyecto de Ley para legislar sobre ese tipo de uniones. Organizaciones de lesbianas, como Anjaree, y activistas del colectivo ven insuficiente el contenido del primer borrador de la futura propuesta de Ley. No contempla, dicen, las mismas condiciones que para las parejas heterosexuales; por ejemplo, las parejas homosexuales estarían obligadas a pasar un reconocimiento médico (sin especificar si físico o psicológico) antes de formalizar su relación en el registro.

Las lesbianas tailandesas suelen hacerse reconocer integrándose en dos grupos principales: las llamadas “Tomboy”, mujeres con características y comportamientos masculinos, o bien las llamadas Dee, que se adjudican un rol mucho más femenino. Generalmente, prefieren encontrarse en fiestas y reuniones privadas, en domicilios particulares o de modo que puedan proteger su identidad del conocimiento público.

El pasado San Valentin de 2013, una pareja de lesbianas tailandesa saltó a las páginas de actualidad de diversos medios de todo el mundo, por atreverse a presentarse en un registro civil vestidas de novio y novia, para solicitar su certificado de amor, como suelen hacer muchas parejas del país en ese día. Su solicitud, en cambio, fue denegada y tuvieron que marcharse sin que atendieran su petición, meramente simbólica.

Rungtiwa Tangkanopas y Pallawee Jongtangsajatam, la pareja en cuestión, afirmaron que ya esperaban ese resultado pero que lo hicieron como forma de hacer visible su protesta por la discriminación de la ley.

  1. About.com
  2. About en Español
  3. Lesbianas
  4. Cultura lésbica
  5. Lesbianas orientales, Tailandia

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.