1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://lesbianas.about.com/od/Pareja/a/Enamoradas-De-Una-Heterosexual.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

Enamoradas de una heterosexual

Qué puede ocurrir cuando una lesbiana se enamora de una mujer heterosexual.

Por

Amiga hetero

Amiga hetero

Barry.Pousman - Free Cultural Woks Licence- http://creativecommons.org/licenses/by/2.0/deed.es

Dicen que el amor es ciego, casualmente como la justicia. Será por eso que, a veces, podemos enamorarnos de la persona inadecuada. Y, quizás sea la ceguera del amor la que no nos deja ver, cuándo la correspondencia de nuestro objeto de deseo es imposible.

Son muchas, por no decir casi todas, las lesbianas que sienten atracción por una mujer hetero, al menos en una ocasión en su vida. Es uno de los casos en los que, formar pareja, parece misión complicada ¿Qué pasa, si la persona amada tiene diferente orientación sexual? ¿Qué hacer?

Lesbiana enamorada de una heterosexual

No hay edad, sexo, ni género para el amor. Digan lo que digan, a cualquier edad se pueden cometer locuras por amor, aunque no se sea ninguna adolescente, y cualquier persona puede convertirse, de repente, en quien deseamos conquistar. Pero hay situaciones más difíciles de llevar que otras, y la diferente orientación sexual suele ser de las más complicadas.

Lo primero en que tiene que pensar quien se enamora es en si es correspondido o correspondida. Entre personas de la misma orientación sexual no habría más problema que la afinidad, pero en caso de una lesbiana y una hetero, por ejemplo, puede existir toda la empatía posible y que, aún así, se confundan los sentimientos por una o ambas partes.

Las heterosexuales vemos a las lesbianas simplemente como unas amigas más. En nosotras, no existe hacia las mujeres la atracción sexual, y nos olvidamos de que para una lesbiana podemos ser una tentación afectiva o de deseo. Actuamos demasiado frívolamente, muchas veces, en la confianza y en la creencia de que “eso no puede pasar con nosotras”. Pero los sentimientos pueden ser otros en alguna de vosotras, nuestras amigas lesbianas.

La mayoría de personas homosexuales que se enamoran de una persona heterosexual, guardan en secreto ese sentimiento, por miedo al rechazo o incluso a exponerse a rumores o acusaciones. No es una cómoda situación, y puede dar lugar a muchas dudas y complicaciones en la vida personal.

La estadística y los testimonios de mujeres lesbianas que se enamoraron de una hetero, demuestran que la mayoría no consiguieron su objetivo. Si comprendemos que, las que consiguieron que la presunta hetero se enamorase de ellas, lo lograron porque en esa persona existía cierta predisposición indispensable, veremos que es de lógica que existan un gran número de fracasos. Muchas veces hemos comentado que la orientación sexual no se cambia a voluntad; cada quien nace con una tendencia hacia lo que le atrae sexualmente. Por lo tanto, es imposible que una verdadera heterosexual se sienta atraída afectiva o sexualmente por otra mujer. Y digo “verdadera heterosexual”, porque puede darse el caso, claro está, de que se trate de una bisexual o de una lesbiana en el clóset ¿Cómo saberlo, en ese caso?

Declararse a una hetero

Si la mujer que te atrae es alguien a quien conoces poco o que ni siquiera te ha sido presentada, puedes intentar un acercamiento discreto, para empezar a intimar. No cometas el error de ilusionarte enseguida o intentar abordarla con tus sentimientos de inmediato. Dale tiempo, y date tiempo a ti misma, para conoceros. Eso sí: deja clara desde el primer momento tu orientación sexual; no intentes pasar por lo que no eres. Pase lo que pase, la sinceridad será siempre un punto a tu favor, mientras la mentira o la ocultación pueden jugar en tu contra.

Hay mujeres heterosexuales, sobre todo entre las más jóvenes, que sienten curiosidad por las relaciones homosexuales. Cuidado con eso, porque puede que, para alguna de esas mujeres, una experiencia lesbiana no sea más que eso: un juego sexual en el que ni siquiera piensan en los sentimientos de su compañera. Pasado el momento, puedes llevarte la desagradable y dolorosa sorpresa de que tu pareja ocasional no quiera saber nada más de ti, actúe simplemente como si nada hubiera ocurrido o incluso te acuse de haberla seducido o desaparezca de tu vida. Esas reacciones, que a ella la dejarán más o menos indiferente, pueden afectarte a ti en tu autoestima o hasta en tu entorno social.

Amor lesbiano y las mejores amigas

En muchos casos, la persona que despierta la pasión es una amiga íntima, una compañera de estudios o trabajo muy próxima, alguien a quien se ha ido conociendo muy bien y con quien se sienten muchas afinidades y confianzas. Esas circunstancias son las que suelen complicarlo todo mucho más.

Declarar tu amor a una amiga de muchos años, puede acabar dando al traste con vuestra amistad. Valora mucho si eso vale la pena, antes de lanzarte a una confesión de tus verdaderos sentimientos. Sufrir por sufrir, es mejor hacerlo sin dañar a la persona que se ama, si realmente le amas.

Asegúrate de que ella puede encajar bien la noticia, de que es el momento adecuado y de que tienes posibilidades, antes de poner en riesgo una bonita amistad. Con esto quiero decir que sepas primero si está libre de prejuicios hacia la homosexualidad, busques la manera y lugar más discretos para comentarle lo que sientes, y pienses que ella pueda estar interesada en el sexo con otra mujer, aunque no se atreva a plantearlo la primera.

En caso contrario, si tu amiga sabes que es una hetero feliz y convencida, que no aceptaría tu propuesta o le sentaría mal, o que tiene reservas hacia la homosexualidad, se prudente, por el bien de las dos.

Por todo lo anterior, si sientes atracción por una mujer heterosexual, intenta mantener los pies en el suelo y, si te es posible, separar las ilusiones y el romanticismo de la cruda realidad.

  1. About.com
  2. About en Español
  3. Lesbianas
  4. Pareja
  5. Enamoradas de una heterosexual

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.