1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://lesbianas.about.com/od/Pareja/a/Lesbianas-Y-El-Amor.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

You can opt-out at any time. Please refer to our privacy policy for contact information.

Lesbianas y el amor

Entre mujeres, la expresión de la afectividad va más allá del sexo

Por

Beso, expresión de amor

Beso, expresión de amor

Gaelx - Free Cultural Licence- CC Flickr

Universalmente, las mujeres somos tenidas por más sentimentales y con más capacidad de expresar los afectos que los hombres. Eso es cierto, en función de la educación que se nos da desde pequeñas, al margen de consideraciones genéticas. A la mujer, tradicionalmente, se le permite expresar sus emociones con menos barreras que a los varones. Aunque hay que añadir que, esa expresión, no es por más libre más tenida en cuenta.

La expresividad emocional de la mujer ha sido tratada a menudo de “histeria femenina” o como sintomatología neurasténica. Al mismo tiempo que tenemos la “facilidad” de mostrar nuestras emociones, se nos puede tildar de “alteradas emocionales”, poco racionales o incontroladas emotivamente, con la sola implicación de ese comportamiento a nuestra identidad de género.

Derecho a expresar el afecto

Con la pareja lesbiana, se pensó que ese problema de controlar los afectos se había acabado. La invisibilidad (convenida y conveniente, tácitamente) del amor lésbico en la sociedad patriarcal tradicional, imponía la apariencia de buenas amigas íntimas a las enamoradas, pero las dejaba libres de expresar su amor en convivencia, sin necesidad de hacer mayor hincapié en comportamientos sexuales que simplemente afectivos, como en la pareja heterosexual. La sexualidad, entre mujeres, era solo una parte más del profundo afecto y complicidad entre personas, no el eje central de la relación. Pero incluso en eso se “colaron” los estereotipos de la heterosexualidad impositiva.

El feminismo intentó reivindicar el derecho a la expresión de la afectividad amorosa de las mujeres. Pero, pronto, no faltaron voces (incluso desde las propias mujeres feministas) que se apresuraron a calificar al amor sentimental como “la trampa misógina para la manipulación, “negación de la experimentación de las libertades”, “constructo para la opresión de las mujeres”, como si ese sentimiento universal no fuese algo real y humano. Por consiguiente, se inspiró una especie de tabú de debilidad sentimentaloide en torno al valor de la expresión afectiva, pudoroso y vergonzante, y se centró la reivindicación femenina hacia los derechos de expresión sexual entre mujeres.

El amor entre mujeres, o el amor

Huyendo del estereotipo ( heterosexual, misógino y explotador de la sexualidad de la mujer), de la pareja sexual ocasional, libre de ataduras sentimentales- que se consideraba que ignoraba la emocionalidad y expectativas de la mujer en favor del sexo- las lesbianas empezaron a adoptar la tendencia al establecimiento de la pareja, en base al sexo. Dormir una noche con la nueva pareja ya daba visión de enamoramiento duradero, de promesa de estabilidad como pareja. Los parámetros del amor, entonces, se cambiaron inadvertidamente hacia el amor controlador, el papel dominante de una de las partes, el chantaje sexual o emocional, la violencia física, psicológica o económica en nombre de ese amor. Rasgos del “amor heterosexual”, que se instalaron como norma social entre las parejas lesbianas, en lugar del amor femenino de atracción, compenetración intelectual, complicidad emocional. De la admiración y deseo por la otra persona a la posesión afectiva.

Para no caer en esas trampas emocionales que desvirtúan el verdadero amor y su expresión, hay que huir de toda clase de “conductas modelo”. Estar enamorada no implica dependencia, inferioridad o sometimiento de ninguna de las partes de la pareja.

Entre mujeres, la relación suele ser de mayor expresividad emotiva e intimidad, pero esa mayor comunicación da lugar también a más enfrentamientos. Lo que en las parejas heterosexuales se disculpa como “inevitable rasgo masculino o femenino” (aquello de “ellos son así”, “ellas no entienden”) pierde sentido entre iguales. Por eso, entre homosexuales de cualquier sexo se espera de la pareja una comprensión más inmediata y abierta que de una relación heterosexual. Cuando eso no es así, surgen conflictos como el recelo y el sentimiento de abandono, incomprensión o, por el contrario, de posesión indiscutible. En evitación de esas emociones, es importantísimo mantener el equilibrio entre afecto y autonomía personal.

La expresividad del afecto entre mujeres tiende a la protección de la persona querida, a la comunicación verbal y física de los sentimientos; pero debe cuidarse que esa afectividad no se cargue con los roles manipuladores y deformados establecidos. No existe un manual genético de la emotividad homosexual, como no lo existe del amor heterosexual; solo existen las emociones humanas, que debemos saber encauzar debidamente.

  1. About.com
  2. About en Español
  3. Lesbianas
  4. Pareja
  5. Lesbianas y el amor

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.