1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://lesbianas.about.com/od/Pareja/fl/Juguetes-sexuales-y-saber-usarlos.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

You can opt-out at any time. Please refer to our privacy policy for contact information.

Juguetes sexuales y saber usarlos

Utiliza juguetes eróticos pero sin descuidar la higiene y la seguridad

Calificación About.com 2.5 Calificación

Por

1-A-lesbis-Sex-shop.jpg

Sex-shop

Olga Berrios

 

Muchas chicas utilizan juguetes eróticos en sus relaciones lésbicas. Eso es sabido, aunque otras veces baste el contacto piel con piel, unas bocas ávidas y unos dedos hábiles. Los artículos sexuales son, sin embargo, unos buenos aliados para hacer más excitantes, misteriosas y diferentes las relaciones íntimas.

Desde luego, hay que contar con la disposición de ambas para utilizar cualquiera de esos productos y su práctica. Pero lo imprescindible es, ante todo, asegurarse la higiene de esos objetos para cuidar de la salud.

Divertido, sensual y saludable 

Antes de escoger los juguetes sexuales, hay que seguir algunas premisas estrictas. Los materiales de los que estén hechos, y la calidad, deben ser los más óptimos para evitar accidentes o mala higiene. Los artículos sexuales deben mantenerse siempre bien limpios y guardarse con cuidado. Si huelen mal después de haberse limpiado, vale más descartarlos porque pueden conservar bacterias y producir infecciones.

El buen cuidado de los juguetes sexuales prolongará su buen estado y conservación. Objetos que se deformen o se deterioren no son recomendables por seguridad. El lugar donde los guardes debe ser también limpio y sin condiciones que puedan perjudicar los materiales. Para cuidar correctamente de la higiene de tus juguetes eróticos, evita que otras personas puedan tocarlos o cambiarlos de sitio.

El hecho de que sean productos lúdicos no significa que no requieran mucho cuidado a la hora de conservarlos y manipularlos. Al fin y al cabo, se trata de tu cuerpo y el de tu compañera o compañeras; es decir, del cuidado de la salud.

Limpieza extrema

Existen muchas clases de juguetes sexuales, como sabrás, y cada clase requiere unos cuidados que probablemente te vengan indicados con el producto, si es de buena calidad. Aún así, es bueno saber el mejor modo de limpiarlos.

Los objetos de látex o gelatina requieren una limpieza profunda con agua caliente y un limpiador antibacteriano. Por su composición porosa, son materiales que pueden contener gran cantidad de bacterias.

Los objetos de cristal o plástico son más sencillos de limpiar, pero ten cuidado en no sumergirlos en agua si contienen sistemas eléctricos. El cristal incluso puede hervirse en abundante agua para su completa desinfección.

Los artículos de silicona son de sencillo lavado con agua tibia y jabones neutros. Puedes dejarlos secar al aire libre, o secarlos con una tela limpia y que no suelte hilos.

Si utilizas artículos que no sean para ese uso especializado, como alimentos u otros objetos comunes, recuerda que puede ser peligroso utilizarlos para la penetración. Sirven para la excitación de los sentidos y puedes utilizarlos si te apetece, pero usando también la prudencia.

Recuerda también que conviene utilizar lubricante, antes de cada sesión con tus juguetes eróticos.

Enseñando la diversión

Si eres novata en esos artilugios eróticos o te interesa conocer otras variedades distintas, puedes acudir sola o con tu pareja o amigas a los grupos informativos o talleres que suelen organizarse en algunos centros de sex-shop o en asociaciones de mujeres o de LGBT, donde te explicarán la utilización, tipos y otros detalles del uso de cada producto. Son reuniones divertidas, con un diálogo ameno, distendido y respetuoso, donde suelen participar personas expertas o incluso doctoras  ginecólogas, y donde podrás resolver todas tus dudas e informarte de productos o usos que no conocías.

Muchas mujeres creen que los juguetes sexuales no pueden ser portadores de contagios de enfermedades de transmisión sexual (ETS), pero eso no es así. La falta de higiene o el mal uso pueden contribuir a que se expandan enfermedades como la sífilis, el papiloma o el herpes.

La naturalidad y la normalidad son lo mejor en cuestiones de sexo. Añadir juego y diversión a tus relaciones sexuales es no solo apetecible sino recomendable.  Al fin y al cabo, las sensaciones y la pasión no son más que caminos para disfrutar. La improvisación está bien, pero siempre teniendo en cuenta los riesgos a los que puede llevar. No dejes de lado la seguridad de una buena higiene y la conveniencia de la prudencia a la hora de pasar un buen rato con tu pareja o parejas.

  1. About.com
  2. About en Español
  3. Lesbianas
  4. Pareja
  5. Juguetes sexuales y saber usarlos

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.